¿Quién dijo que el alpiste solo alimenta aves? Este posee propiedades increíbles para la salud humana, con efectos positivos principalmente en los diabéticos. Sus enzimas acaban con la grasa que acumula el organismo, minimizando síntomas de la enfermedad como la dilación de líquidos, hipertensión, colesterol malo y edemas.

Entre sus principales beneficios para los diagnosticados con diabetes, destaca su capacidad regeneradora, desinflamando riñones y páncreas, además de aportar proteínas.

Servirá que consumas el agua o leche de alpiste, rica en ácidos grasos tipo Omega 3, que ayudan a la circulación; también baja los niveles de glucosa en la sangre y favorece la pérdida de peso.

Este remedio es un desinflamante natural. Sus aminoácidos son estables, por lo que es altamente provechoso como alimento.

¿Cómo consumirlo? Aquí te explicamos.

El alpiste que ingieras no tiene que poseer sílice. Se consigue en tiendas naturistas, tiendas que venden productos dietéticos y herbolarios.

Lo recomendable es beber leche de alpiste, al menos un litro por día. Para prepararla hay que remojar, toda una noche, cinco cucharadas en una taza de agua. Luego se cuelan las semillas y se vuelven a enjuagar para licuarlas en un litro de agua limpia.

El resultado se pasa por un colador y es lo que tomarás diariamente, iniciando en ayunas. Si deseas, puedes agregar canela para que no te aburra el sabor constante de la bebida. Pero no mezcles con frutas o azúcar, porque erradicarían las propiedades.

Si da más de un litro, lo que sobre debes botarlo porque pierde las enzimas y no tendría ningún efecto; es un licuado diario.

A quienes les cae pesada la leche, pueden optar por la infusión de alpiste, hirviendo dos cucharadas en un litro de agua con media  cebolla, líquido que tomarás al menos una vez al día.

(Visited 9 times, 1 visits today)