Complicaciones de la diabetes que debes saber

La diabetes no es una enfermedad curable, pero sí se puede tratar. Esto es fundamental, porque cualquier descuido del paciente arrastraría consecuencias que alteran su cuadro clínico.

El objetivo diario del diabético es que los niveles de glucosa en la sangre sean los adecuados.

Para eso debe cumplir con el tratamiento y llevar un estilo de vida saludable, con algunas consideraciones que en principio parecen engorrosas pero con el paso del tiempo aprenderá a convivir con ellas y, lo principal, le harán sentir mejor.

Evite riesgos controlando la enfermedad

Sesiones de ejercicio, nutrición adecuada comiendo de todos los grupos de alimentos en porciones y tiempos establecidos, u optar por la alimentación vegetariana, abandonar vicios, etc., son algunas de las medidas para sobrellevar la diabetes y evitar daños por ejemplo en los riñones y vasos vasculares.

No controlarse incrementa el riesgo de sufrir enfermedades en la piel, insuficiencia renal, afectaciones en los huesos, daños en el aparato digestivo, hipertensión, infartos, infecciones, etc.

Dentro de las complicaciones médicas a las que se enfrentaría un paciente podemos listar la hipoglucemia, la cual ocurre cuando la glucosa está en un rango inferior al normal, ocasionando sudor, temblores, frío, nerviosismo, alteraciones visuales y dolores de cabeza.

También está la hiperglucemia, cuando la glucosa en la sangre es elevada y la persona siente mucha sed, orina demasiado, se cansa con facilidad y baja mucho de peso.

Ceguera e infartos

Otra de las consecuencias más serias es la retinopatía diabética, considerada la primera causa de ceguera en adultos; estadísticas revelan que el 50% de los pacientes la padecen.

Amputaciones debido a úlceras, sobre todo en los pies, es otra de las alteraciones de la enfermedad, así como los infartos de miocardio que pueden ocurrir hasta tres veces.

Para no sufrir nada de esto, no abandone su tratamiento ni los chequeos médicos.

(Visited 12 times, 1 visits today)