Derrame cerebral y cómo evitarlo si tienes diabetes

Los derrames cerebrales o apoplejías se producen cuando el flujo de sangre hacia parte del cerebro se detiene inesperadamente, ocasionando daños al tejido. La mayoría sucede si un coágulo bloquea un vaso sanguíneo en el cuello o el cerebro.

Las consecuencias, además del dolor y problemas de movimiento, son dificultades para hablar, recordar y pensar.

Cuando una persona tiene diabetes sus probabilidades de sufrir un derrame son más altas que en alguien sano.

¿Quiénes están más propensos a un derrame?

Aunque ocurren a cualquier edad, según después de los 60 años son más frecuentes en los hombres; en el caso de las mujeres, a partir de los 55.

Pese a que los riesgos son mayores en el diabético, el cuidado disminuye las posibilidades de que pase.

Sin embargo, hay factores con incidencias: enfermedades cardiacas, ser mayor a 55 años, antecedentes familiares, ser fumador, presión alta, no hacer ejercicio, sufrir de sobrepeso y contar con niveles alterados de colesterol, por solo mencionar algunos.

Sea precavido y evite un derrame

Siendo diabético, para evitar un derrame cerebral lo primordial es mantener la glucosa sanguínea en los niveles correctos, igual que el colesterol y la presión.

Ayudará una alimentación sana, no consumir alcohol, además de la práctica deportiva y cumplimiento del plan médico a través del consumo de medicinas.

Estudios estadísticos señalan que dos de cada tres pacientes con diabetes mueren a causa de una apoplejía; la cifra bajaría siempre que los enfermos sepan cómo controlar el padecimiento.

Aplicación de tratamientos tras un derrame cerebral

Una de las principales interrogantes de los pacientes es si para esta afección hay tratamiento. La respuesta es sí.

Se aplican medicamentos trombolíticos, horas después del suceso; en algunos casos quirúrgicos como operación de la arteria carótida y el stent carotídeo; también están las terapias físicas para que la persona pueda recuperar destrezas o funciones como el habla.

Como método de prevención, no pase desapercibidos los factores de riesgo cardiovascular, además cumpla religiosamente con su tratamiento.

(Visited 21 times, 1 visits today)