La diabetes es una enfermedad crónica causada por los altos niveles de azúcar o glucosa en la sangre

Una de las razones para que exista se debe a la incapacidad que pueda tener tu páncreas al momento de producir insulina, la cual es la hormona encargada de regular el nivel glucosa.

Sin embargo, también puede ocurrir que tu organismo produzca insulina, pero que su acción sea insuficiente al momento de ayudar a las células a absorber la glucosa.

Proceso en el cuerpo

Cuando comes, tu organismo degrada los alimentos y toma los nutrientes necesarios para subsistir. Estos son enviados a las células, las cuales lo utilizan para los procesos que te permiten vivir.

Dentro de estos nutrientes están los carbohidratos, ricos en azúcares, los cuales sirven como combustible para que tus células trabajen. Estos son digeridos por el tubo digestivo, transformados en compuestos más simples que irán a tu sangre y transportados hasta cada parte de tu cuerpo para que los aproveches.

Ataque silencioso

El proceso anterior debería ser el correcto. Ahora bien, ¿cómo actúa la diabetes?

Como la mayoría de los alimentos que comes son ricos en azúcares, la sangre viene a ser su medio de transporte y se llena de ellos, ocasionando graves complicaciones.

Esta presencia excesiva de azúcar o glucosa en la sangre (a la que también llamamos glucemia) necesita de insulina. Ella es producida en una parte del páncreas llamado “islotes pancreáticos” por las células beta.

En el caso de la diabetes tipo 1, las células beta son incapaces de producirla, por lo que necesitarás siempre que la insulina venga del exterior en forma de ampollas. En cuanto a la tipo 2, el páncreas sí la genera, pero esta es insuficiente al momento de atacar a la glucosa.

Si no se trata, este exceso de glucosa en la sangre genera complicaciones en tu cuerpo, alterando a otros órganos. Por ello, los pacientes con diabetes deben tener dietas específicas y cambiar su estilo de vida.

(Visited 10 times, 1 visits today)