Uno de los principales problemas que tiene la diabetes es la afectación de varios de tus órganos. Los ojos, al igual que el corazón y los riñones, sufren con la presencia de esta enfermedad.

Incluso cuando la diabetes aparece, uno de sus síntomas es que tengas la visión borrosa. Si no te cuidas los ojos, esta enfermedad puede ocasionarte otros padecimientos como glaucoma o cataratas.

Visita al oftalmólogo

Una de las enfermedades que más afecta a quienes padecen diabetes es la retinopatía diabética, la cual surge porque los vasos sanguíneos que tienes en la retina sufren por la presencia del azúcar.

Lo primero que se recomienda tras conocer que tienes diabetes, es un chequeo del resto de tus órganos. En el caso de los ojos, lo correcto es que tu oftalmólogo realice una dilatación de la pupila; este examen ayuda conocer si la diabetes los ha afectado.

Recuerda que solo el oftalmólogo es quien puede hacer este tipo de pruebas, por lo que debes visitarlo una vez al año para que verifique si la diabetes ataca a tus ojos.

Controla la enfermedad

La mejor forma de proteger tu visión es manteniendo bajo control a la diabetes. Esto incluye una alimentación sana y actividad física moderada.

Sin embargo, debes ir más allá. Cuida tu presión arterial, porque dentro de sus efectos está afectar a los vasos oculares. Siempre es buen consejo no forzar la vista durante mucho tiempo. Los doctores también recomiendan no fumar.

Si antes de la diabetes ya tenías problemas con tu visión, pregunta a tu médico si debes evitar ciertos ejercicios que te puedan afectar. Generalmente aquellos que te exijan uso excesivo de la fuerza o te lleven al cansancio extremo (como levantar pesas o jugar básquetbol) deben ser descartados por otros que no comprometan tanto tu salud.

(Visited 14 times, 1 visits today)