Los análisis de orina en personas con diabetes se realizan con la finalidad de buscar cetonas o microalbúmina, unas proteínas que aparecen en los diabéticos y pueden causar complicaciones. Estas pruebas forman parte de un control de rutina que permite aplicar tratamientos de mayor efectividad.

Identificación de cetonas

A través de la orina se detecta la presencia de cetonas, unos subproductos del metabolismo que se forman en presencia de hiperglucemia severa; es decir, cuando existe azúcar elevada en la sangre. Las cetonas se forman a partir de la grasa que quema el cuerpo cuando no hay suficiente insulina para permitir que la glucosa se use como combustible.

Si las cetonas se acumulan en niveles exagerados, se corre el riesgo de que se produzca cetoacidosis, una afección grave y potencialmente mortal. Las pruebas de orina para detectar estas sustancias se aplican con mayor frecuencia en personas con diabetes tipo 1, pero quienes tienen diabetes tipo 2 también pueden dar positivos.

Detección de microalbúmina

Con un examen de orina además es posible detectar la presencia de microalbúmina en el organismo. Esta sustancia se trata de un tipo de proteína que se presenta en la orina cuando ha ocurrido daño en los riñones de personas con diabetes.

Dado que el deterioro de los vasos sanguíneos como consecuencia de una complicación de la diabetes puede provocar problemas renales, la prueba de microalbúmina se realiza para verificar el daño a los riñones con el tiempo.

Niveles de glucosa

Anteriormente se usaba la orina para conocer los niveles de glucosa, pero ha sido desplazada por los análisis de sangre, debido a que con estos se obtienen resultados más precisos que miden la cantidad exacta de glucosa en el cuerpo. Por lo tanto, los exámenes de orina solo han quedado para controlar la enfermedad diabética de forma más precisa.

(Visited 21 times, 1 visits today)