La diabetes es una enfermedad que, atendida y tratada de manera correcta, no genera complicaciones en tu vida. Sin embargo, durante su desarrollo es común ver una serie de afecciones que pueden, dependiendo del caso, ocasionar problemas que afecten tu desempeño laboral, y por ende, tu riesgo de vida.

La posibilidad de que tengas acceso a una jubilación anticipada dependerá de la gravedad que haya generado la diabetes en ti.

Complicaciones

De no ser atendida de acuerdo con lo recomendado, la diabetes puede generarte problemas de visión, la cual es la más común de las afecciones cuando trabajas en áreas de oficina, en donde se te exige dicho esfuerzo.

Otra de las complicaciones son las enfermedades coronarias. Si padeces de diabetes y esta te ha generado problemas del corazón, aunado a que tu área laboral sea la industrial, en donde realices esfuerzos que te compliquen, esta puede ser motivo para una jubilación.

Además de las anteriores, el padecer diabetes puede exponerte a riesgo de amputaciones. Del mismo modo, las neuropatías son otras afecciones que surgen gracias a la presencia de la diabetes, generalmente, mal cuidada. A ellas se suman enfermedades cognitivas y hasta la depresión.

¿Cómo conseguir la jubilación anticipada?

En muchos países las leyes son estrictas al momento de permitirte optar por una jubilación antes de tiempo. Hay una serie de factores (como cotizaciones, años de labor, tu edad, entre otras) que te colocarán trabas.

Lo correcto es asesorarte con un buen abogado. Él te pedirá registros y exámenes que respalden tu situación, el nivel de incapacidad y la posibilidad a optar por el beneficio que anhelas.

Recuerda que en este tipo de casos, quien evalúa tu condición también verificará tu estilo de vida, si sigues el tratamiento, con el fin de saber si has sido tú mismo quien propició la situación.

(Visited 31 times, 1 visits today)