Muchos enfermos de diabetes tienen la duda de si pueden perder peso con esta enfermedad. La respuesta es sí. No solo tienen la posibilidad de hacerlo, sino que se recomienda en el tratamiento, porque además ayuda a reducir el nivel de azúcar en la sangre, potenciar la salud en general y mejorar la apariencia física.

Para bajar de peso

La pérdida de peso se logra mediante un equilibrio entre alimentación saludable y ejercicios. Con la ayuda de un médico o dietista, se consigue una forma óptima de establecer una dieta y una rutina física que traiga beneficios.

Con respecto a la dieta, se recomienda modificar los hábitos alimenticios para reducir el consumo diario de al menos 500 calorías, provenientes de carbohidratos, proteínas y grasas. Los carbohidratos causan el mayor efecto sobre el azúcar en la sangre, sobre todo los que tienen fibra porque tienen menos posibilidad de aumentar la glucosa.

El ejercicio también permite reducir el peso, además que ayuda a mantener los niveles de azúcar en la sangre correctamente. Antes de comenzar a ejercitarte consulta con un médico, para que conozcas cuáles son los límites y evites riesgos.

Se aconseja realizar 30 minutos diarios de ejercicio aeróbico moderado, como nadar, montar bicicleta, trotar o caminar a paso ligero, entre otros. Asimismo, la pérdida de peso se potencia incluyendo entrenamiento de fuerza, por los menos dos veces a la semana. De esa manera se quema el azúcar en la sangre y el almacenado en los músculos y el hígado.

Beneficios de perder peso

La pérdida de peso en personas con diabetes trae importantes beneficios a la salud en general. Con solo adelgazar entre 10 y 15 libras, se puede:

  • Bajar la cantidad de azúcar en la sangre
  • Reducir la presión sanguínea
  • Mejorar los niveles de colesterol
  • Potenciar el sistema inmunológico
  • Brindar más energía
  • Reducir el estrés
  • Mejorar el humor
(Visited 13 times, 1 visits today)