La diabetes es la acumulación excesiva de la glucosa sanguínea, producto de las fallas en la producción de insulina.

Existen tres tipos de diabetes: la 1, cuando el organismo no produce nada de insulina; la 2, cuando la insulina no funciona correctamente; y gestacional, un tipo reversible que desarrolla la mujer durante el embarazo, pero que puede desaparecer una vez que nazca el bebé.

Se le considera una enfermedad silenciosa, pues no siempre los síntomas se detectan a tiempo.

Quizás en la tipo 1 las señales sean más claras, pues en la de tipo 2, pueden pasar muchos años para que el paciente perciba los avisos.

Para la diabetes, los síntomas pueden ser:

  • Visión borrosa, Disminuye tu agudeza visual, sobre todo cuando la enfermedad lleva años, lo que pudiera terminar en ceguera.
  • Micción constante, Orinas más de lo normal porque los riñones quieren eliminar el exceso de glucosa en la sangre.
  • Sed excesivaSucede por la pérdida de líquido a través de las micciones, cantidades que el organismo debe reponer.
  • Hambre frecuente, Aunque comes, puedes repetir al poco tiempo porque, como te falta insulina, el cuerpo no aprovecha el azúcar y demanda más energía.
  • Pierdes peso sin motivo aparente, Aunque comes más, podrías bajar entre 5 y 10 kilos en tres meses, todo porque tu organismo no puede convertir la glucosa en energía, por ende la busca en tus reservas de proteína y grasa en los músculos.
  • Entumecimiento, En los pies o manos, hormigueo en las extremidades.
  • Infecciones, En la vejiga, piel o encías. También sufres úlceras que no cicatrizan.
  • CansancioTu cuerpo tiene actividades adicionales para controlar el exceso de glucosa; eso cansa, irrita y produce somnolencia.

Si experimentas algunos de estos síntomas, no dudes en consultar a tu médico.

(Visited 22 times, 1 visits today)